Nuestra Historia

    Nuestra Historia (14)

    Valora este artículo
    (0 votos)
    ALCALDES Después de 6 años de creación del Departamento se eligió el primer Alcalde, en esta sección los alcaldes desde 1918 a la actualidad. 1918 Sr. Carlos Briolo. 1920 Sr. Rubén Collantes. 1921 Sr. Antonio Ipinza. 1922 Sr. Domingo Stein P. 1924 Sr. Rubén Collantes. 1925 Sr. Miguel Hidalgo. 1926 Sr. Juan Gamero. 1927 Sr. Bruno Paulsen. 1928 Sr. Federico Shavalde. 1929 Sr. Luis Rodríguez. 1930 Sr. Luis del Prado. 1931 Sr. Carlos Pajares. 1932 Sr. Rufino Echenique. 1933 Sr. Oscar Bocangel. 1934 Sr. Enrique Parewich. 1935 Sr. Carlos Barba Rosada. 1937 Sr. Ricardo Lacunza. 1939 Sr. Julio Morales. 1942 Sr. Edilberto Salazar. 1943 Sr. Desiderio Díaz. 1944 Sr. Luis del Prado. 1945 Sr. Carlos V. Pajares. 1946 Sr. Carlos Barba Rosado. 1949 Sr. Carlos Barba Rosado. 1952 Sr. Cesar del Aguila A. 1954 Sr. Guillermo Herrera. 1956 Sr. Domingo Gonzáles P. 1957 Sr. Abrahan Mardini. 1960 Sr. Jesús Rodríguez R. 1962 Sr. Maximiliano Cabrara. 1964 Sr. Julio Cardenas P. 1964 Sr. Alberto Gandulia. 1967 Sr. Pedro Horna Mejia. 1972 Sr. Carlos Farro Zapata. 1973 Sr. Enrique Lazarte Alarcon. 1974 Sr. Vicente Ortiz M. 1976 Sr. Segundo Yabar A. 1976 Sr. Maria Fakhye R. 1976 Sr. Raul Salazar Fernandez. 1979…
    Valora este artículo
    (0 votos)
    En esta sección los hitos más importantes que vivió el departamento de Madre de Dios, si deseas agregar alguno solo envíanos las fechas con los textos a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 1861 El 05 de febrero, don Faustino Maldonado se embarca en el Piñi Piñi superando los remolinos del río Coñec, para recorrer el río Madre de Dios. El 18 de Marzo, muere ahogado en la cachuela Calderón del Infierno, perdiendo sus pertenencias incluido el diario de la expedición 1863 El coronel la Torre decide continuar los pasos de don Faustino Maldonado, fallece sin aclararse si fue a mano de los nativos o de su propia expedición. 1894 Don Carlos Fermín Fitzcarrald descubre el Istmo o varadero que lleva su nombre entre las confluencias de las hoyas amazónicas del Urubamba y Madre de Dios, que a través del río Purús, conecta la región Ucayali con la de Madre de Dios. En extraña circunstancias fallece en el río Urubamba al lado de su socio Vaca Díez. 1901 Por esta nueva vía ingresa don Ernesto L. Rivero. Después de recorrer el río Madre de Dios hasta el río Orton (Bolivia) retorna a Iquitos, llevando un informe detallado de las bondades y riquezas de Madre de…
    Valora este artículo
    (0 votos)
    Aun no se han profundizado las investigaciones Históricas sobre las evidencias culturales en el territorio del Departamento de Madre de Dios, para así determinar el paso del hombre antiguo por este Departamento. Como se sabe, toda la región que se extendía hacia la parte norte y noreste del Cuzco formaba el Antisuyo, una de las cuatros regiones en que se dividía el Imperio de los Incas la cual no llegaron a dominar. Según Garcilaso, Sinchi Roca penetró en la región de los Antis y ganó hasta el río llamado Callahualla, conquistando los pueblos de la región que corresponde a la actual provincia de Manu. Dice también que una de las mejores regiones del Antisuyo era “la que llaman Musus y los españoles llaman los Mojos” y que el Inca Yupanqui se propuso conquistar y con tal fin organizó una expedición que pasó grandes penalidades hasta llegar al río Amarumayo, nombre que se refiere al río Madre de Dios. Allí, según el relato del cronista, cortaron gran cantidad de árboles con que pudieron fabricar suficientes balsas para transportar diez mil hombres que se embarcaron con sus alimentos y armas navegando por el gran río hasta llegar a la región que poblaban…
    Valora este artículo
    (0 votos)
    Miles de años antes de la llegada de los primeros europeos a América, y aún antes del surgimiento del Imperio Incaico, seres humanos recorrieron la cuenca hidrográfica de Madre de Dios. Como prueba de ello se han ubicado restos antiquísimos, entre los que figuran petroglifos en los ríos Palotoa, Shinkebenía y Urubamba. En el pongo de Mainique, como en el de Paucartambo, los petroglifos parecen indicar que fueron zonas de intercambio tempranos, entre los pueblos de la serranía y de la selva. Estos vestigios, de los primeros pobladores de la selva sur oriental, nos llevan a la interrogante de cómo y desde dónde llegaron. Ello no está ni cercanamente aclarado, pero estuvieron ahí: vivieron, cazaron, probablemente pescaron y recolectaron frutos, raíces silvestres; por los signos que han dejado enclavados en las rocas, tuvieron conceptos míticos. En la Cordillera de Pantiacolla y en las cabeceras del Madre de Dios también se encuentran petroglifos y restos antiguos que atraen a los arqueólogos y antropólogos. Las ruinas en diversos puntos del río Apurimac y las más tardías de Macchu Picchu y Huayna Picchu marcan hitos en la prehistoria de la región. Entre los petroglifos y Macchu Picchu hay toda una trayectoria aún por…
    Valora este artículo
    (0 votos)
    El Arqueólogo peruano Don Julio C. Tello fue un tenazdefensor de la teoría, según la cual la cuenca amazónicahabría sido una especie de semillero de el habrían partidooleadas de gentes remontando ríos y agreste laderas, yportando sus variados rasgos étnicos hacia los Andes. De esta transición hay una serie de restos arqueológicos entoda la Alta Amazonía Peruana, desde el Marañon al Huallagay de ahí a las zonas selváticas del sur andino. Todo ello llamó la atención de Tello quien, en expediciones a la Selva Alta o analizando las huellas amazónicas en centros como Chavín, fue delineando su teoría de origen selvático de las culturas andinas. Esta no es aún desmentida, aún cuando algunos investigadores señalan la Selva Alta como “zona de transición”. Hasta hace pocos años era muy poco lo investigado en la Amazonía peruana, acerca de los tiempos remotos. Esta situación cambió un tanto gracias a la labor desplegada por estudiosos extranjeros y nacionales, pudiendo mencionarse a Donald Lathrap, Betty Meggers, C. Evans, Warren De Boer, Thomas Myres y a los peruanos Roger Ravines, Ducio Bonavía, Luis Lumbreras, Rosa Fung, D. Morales, C. Dávila, V. Chang, entre otros que últimamente prestan atención a la prehistoria de la Amazonía. Cabe…
    Valora este artículo
    (0 votos)
    El Arqueólogo peruano Don Julio C. Tello fue un tenazdefensor de la teoría, según la cual la cuenca amazónicahabría sido una especie de semillero de el habrían partidooleadas de gentes remontando ríos y agreste laderas, yportando sus variados rasgos étnicos hacia los Andes. De esta transición hay una serie de restos arqueológicos entoda la Alta Amazonía Peruana, desde el Marañon al Huallagay de ahí a las zonas selváticas del sur andino. Todo ello llamó la atención de Tello quien, en expediciones a la Selva Alta o analizando las huellas amazónicas en centros como Chavín, fue delineando su teoría de origen selvático de las culturas andinas. Esta no es aún desmentida, aún cuando algunos investigadores señalan la Selva Alta como “zona de transición”. Hasta hace pocos años era muy poco lo investigado en la Amazonía peruana, acerca de los tiempos remotos. Esta situación cambió un tanto gracias a la labor desplegada por estudiosos extranjeros y nacionales, pudiendo mencionarse a Donald Lathrap, Betty Meggers, C. Evans, Warren De Boer, Thomas Myres y a los peruanos Roger Ravines, Ducio Bonavía, Luis Lumbreras, Rosa Fung, D. Morales, C. Dávila, V. Chang, entre otros que últimamente prestan atención a la prehistoria de la Amazonía. Cabe…
    Valora este artículo
    (0 votos)
    Es realmente impresionante la red de caminos incaicos que alcanzaban a penetrar y cruzar por zonas selváticas. La calzada empedrada que iba hacia Madre de Dios es una de ellas. Otras rutas, en el valle del Urubamba, descendían hasta los embarcaderos utilizados para la navegación en balsas y/o canoas. Por otra parte, en el río Paucartambo o Yavero, los caminos constituían a su vez parte del sistema que enlazaba con la cuenca del Madre de Dios, desde los cuales quechuas y otras etnias altiplánicas parecen haber alcanzado comúnmente hasta el Pongo de C’oñec, desde donde el Madre de Dios es navegable. Macchu Picchu contaba, también, con vías de acceso que enlazaban con la red caminera, que los Incas continuarían utilizando, parcialmente, luego de la llegada de los españoles al Cusco. Esta red permitió las operaciones militares de Manco Inca (como lo demostraría Hiram Binghan) y, probablemente, durante los años de resistencia armada contra los conquistadores, diversos puentes colgantes (famosos por ser estructuras de lianas de ichu, sumamente resistentes), que sorteaban profundos barrancos y permitían el paso de millares de hombres y animales de carga. Estos puentes así como las calzadas, pudieron haber sido destruidas con el propósito de dificultar el…
    Valora este artículo
    (0 votos)
    En el año de 1748, Antonio de Ulloa visitó Paucartambo,cuando era un Corregimiento. Hablando sobre las actividadescocaleras en la zona, anteriormente de muy buenosresultados, dijo:“...pero al presente ha desaparecido considerablemente porhaberse establecido su cultivo (de la coca) en otras distintasprovincias”. Sin embargo, Paucartambo se hallaba aún relativamente bien poblada pese a su decadencia. Visitó también Carabaya y dejó una valiosa información sobre ella: integraba otro corregimiento y según el mismo Ulloa, se extendía hasta el territorio de los “indios gentiles” (no cristianizados), separada por el río Inambari, donde se lavaba oro para pagar los tributos reales. Anota que existía un cerro aurífero, Ananegua, a dos leguas del asiento minero de Poto, que era residencia de los oficiales de la Real Hacienda y las Cajas Reales. Cerca estaba el río minerífero de Aporoma”. Los relatos de Ulloa son bastante precisos, con relación al estado de cosas en esas zonas, puertas de acceso hacia el interior de la cuenca del Madre de Dios. La línea de frontera con la selva había permanecido prácticamente con pocas variantes en algunos sectores, en otros acusaba retrocesos. Los tentáculos de la Real Hacienda hispana se hallaban extendidos desde antes en Carabaya, y ahí un grupo de…
    Valora este artículo
    (0 votos)
    La Independencia, en la tercera década del siglo pasado, traería cambios bastante significativos en la región, generándose una cadena de acontecimientos que sacudieron los engranajes del sistema imperante. Desde antes de 1821, fecha de la declaración de la Independencia en Lima (que dejaba de ser la sede virreinal), todo el sur del Perú vivía dentro de un clima de expectativas, provocado por los sucesos en el Virreinato de Buenos Aires, que se hicieron extensivos, rápidamente, al Alto Perú, como por las repercusiones que se originaron por todo ello en nuestro país. El Cusco, y toda la región de la cual era el eje, tenían fresco todavía el recuerdo de la gran rebelión liderada por Túpac Amaru (José Gabriel Condorcanqui) y por Pumacahua, un cacique quechua que en esa oportunidad respaldó a las fuerzas represivas virreinales, de los cuales formó parte, ganando los galones de brigadier. La Independencia, lograda finalmente y consolidada después de Ayacucho, resultó ventajosa para el elemento criollo, los mestizos y algunos sectores de la población indígena. Sin embargo, de primera intención se producirían diversos desajustes en cuanto al intercambio comercial y, dentro de un clima de marcada inestabilidad política, se desatenderían urgentes y perentorias necesidades. En las…
    Valora este artículo
    (0 votos)
    Los españoles alcanzaron a recoger vagos informes sobre un legendario estado (reino decían), que habría existido en el interior selvático, hacia el este del Cusco: el Paititi.Este mitológico Paititi puede ser, precisamente, una referencia al remoto origen cultural del Departamento, a las condiciones que habrían prevalecido con anterioridad al incario y tal vez paralelamente al mismo Tahuantinsuyo.El legendario Paititi ha sido buscado intensamente durante siglos y aún se prosigue con este empeño, tal como sucedió con la vieja Vilcabamba o Vilcabamba la Vieja. Estas búsquedas darían ocasión al hallazgo de otros restos arqueológicos en la Amazonía Peruana.El Paititi habría estado situado en la cuenca del Madre de Dios y quizás algún día se logre dar con el fabuloso lugar, con los muros de una ciudad sepultada bajo masas espesas de vegetación, pero, por el momento, sólo se cuenta con la leyenda.
    Página 1 de 2

    Quienes Somos

     www.madrededios.com.pe

    Nuestra llegada a Puerto Maldonado despues de 14 años, ésto se dió por unas cortas vaciones y motivos familiares, quisimos conocer a nuestros abuelos... Leer Más

    Calendario de Actualidad

    « Abril 2019 »
    Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5 6 7
    8 9 10 11 12 13 14
    15 16 17 18 19 20 21
    22 23 24 25 26 27 28
    29 30          

    ESTADISTICAS WEB

    012045035
    Hoy
    Ayer
    Esta Semana
    Total de Visitas
    191
    2483
    6319
    12045035

    03:08 - 25-Abr-2019
    © 2015 Your Company. All Rights Reserved. Designed By JoomShaper

    Please publish modules in offcanvas position.